Una vez tenemos claro cómo fue creado el mundo de Arda y la importancia de los Valar, tenemos que hablar sobre las creaciones de las razas en el universo de Tolkien. Sabemos que los Valar y los Maiar fueron creados gracias a la Llama Imperecedera de Ilúvatar, pero este no era el último plan de Ilúvatar:

Elfos

Ilúvatar tenía en mente traer a los Primeros Nacidos, más conocidos como los Elfos. Estos son creados directamente por Ilúvatar y despiertan a las orillas de un lago de la Tierra Media después de que cayeran las dos Lámparas de los Valar y la Valie Varda pusiera estrellas en el cielo. Son inmortales (salvo heridas de guerra o que decidan deshacerse de su inmortalidad y son los únicos que pueden ir a Valinor tras la separación de Aman de la Tierra Media.

Los elfos se dividen en tres clanes: los Vanyar, los Noldor y los Teleri. Sus líderes fueron convocados por los Valar para visitarles y allí, tras presenciar los Árboles de Valinor se quedan prendados y tratan de convencer a sus pueblos para emprender la marcha hacia el continente de Aman. Pero no todos los elfos estuvieron de acuerdo en ir, y por tanto se dividieron de la siguiente forma:

  • Los Eldar, que aceptaron la invitación a vivir en Aman. Se componían de todos los Vanyar, la casi la totalidad de los Noldor, y la mayoria de los Teleri. No todos llegaron a Aman, y muchos de los pueblos se quedaron por el camino.
  • Los Avari, que rechazaron el gran viaje y eligieron vivir en el lejano este de la Tierra Media. Viajaron por los distintos paisajes del mundo, y fueron los primeros en tener contactos con los primeros hombres. Se componen de algunos Noldor y una minoría de los Teleri.

El idioma original de los elfos es el Quendian, que acabó bifurcándose en varias lenguas también habladas. Entre ellas destaca el Quenya y el Sindarin.

Algunos elfos fueron capturados por Melkor y corrompidos por él (puesto que él no puede crear nada nuevo, tan solo corromperlo), formando así la raza de los orcos. A diferencia de los elfos, los orcos no son inmortales.

El Rey de los Noldor, Finwë, tuvo un hijo, llamado Fëanor que fue el mejor herrero de entre los elfos. Fëanor, fijándose en los cabellos dorados de su sobrina Galadriel, decidió guardar la luz de los dos Árboles de Valinor en objetos, y creo tres irrepetibles joyas llamadas Silmarils.

Melkor desea los Silmarils, así que urde un plan para enfrentar a Fëanor y los Valar y, cuando Fëanor es convocado ante ellos, Melkor se alía con una monstruosa araña llamada Ungoliant y van hasta los Arboles de Valinor y allí los destruyen (y traen por tanto la oscuridad al mundo). Matan a Finwë, roban los Silmarils y se esconden. Ungoliant trata de matar a Melkor para robarle los Silmarils pero los Balrogs ayudan a Melkor y finalmente huyen con el botín. Después de eso, Melkor se engarza las joyas en una corona que llevaría siempre puesta desde entonces y desde entonces Melkor pasará a ser conocido como Morgoth (que significa El Enemigo Oscuro) en la Tierra Media

Se crea por tanto una desconfianza desde los Noldor, encabezados por Finwë, que vuelven a la Tierra Media para recuperar los Silmarils. Al haber acabado por los Árboles de Valinor, ya no hay posibilidad de fabricar nuevas joyas.

Y aquí termina la Era Sin Tiempo para los elfos. Aún nos queda saber qué ocurre con ellos en las siguientes 4 Eras.

Enanos

Los enanos no fueron directamente creados por Ilúvatar, sino en secreto por el vala Aulë (el herrero) cogiendo del interior de la tierra algún mineral secreto. Aulë creó Siete Reyes Enanos y todos ellos son robustos, corpulentos y duros. Aunque no son inmortales como los elfos, sí son muy longevos.

Aulë creó a los enanos en secreto, pero tiempo después fue descubierto por Ilúvatar y pretendía destruirlos con su martillo por haberle desobedecido. Sin embargo, Ilúvatar decidió perdonarles la vida a toda la raza con la condición de que no poblaran Arda antes que los Primeros Nacidos. Finalmente fue él mismo quien les insufló vida.

Sí existen mujeres enanas, aunque físicamente son difícil de diferenciar de los varones porque también poseen barba. Es más: afeitarse la barba (o que un enemigo te la afeite, así ocurría con algunos elfos que secuestraban enanos y como humillación los afeitaban) es algo muy mal visto entre el pueblo enano.

Respecto a este tema debemos matizar que la barba de las mujeres enanas no queda del todo claro: en el Silmarilion (libro publicado por Christopher Tolkien reuniendo escritos de su padre JRR Tolkien) dice que sí llevan barba. Sin embargo, no queda claro que sea un apunte específico de Tolkien padre o un ajuste realizado por su hijo al publicar. El experto en Tolkien @Tolkienprof aclaró en Twitter que no está del todo claro este último punto.

Como tal, los Hombres fueron creados por Ilúvatar en la Primera Edad del Sol, así que los dejamos para un siguiente artículo 😉

Un comentario de “Las razas de la Tierra Media PARTE 2

  1. Pingback: La Creación de la Tierra Media (y lo difícil que es explicar el universo de Tolkien) PARTE 1

Los comentarios están cerrados.

This site uses cookies to offer you a better browsing experience. By browsing this website, you agree to our use of cookies.